Cuadro de texto: Volumen II — Número 119	        	Marzo 2019

· El Museo de Javier Gómez. M. A. Carretero.

Pedro Bernardo y los que admiramos la obra de este genial artista, podamos disfrutar de una extraordinaria retrospectiva que nos haga discurrir por las distintas etapas de su devenir artístico.

Paloma Pastor Rey de Viñas, Directora del Museo Tecnológico del Vidrio de la Fundación Centro Nacional del Vidrio situada en la localidad segoviana de La Granja de San Ildefonso, menciona dos períodos en la trayectoria artística de Javier: uno marcado por su relación con el movimiento cinético y el geometrismo, mediante la superposición de planos secuenciales que se despliegan en el espacio, y otro donde la obra de Javier Gómez se aleja de la apariencia dinámica de la primera fase para buscar nuevas formas de expresión.

Yo, en las numerosas visitas guiadas que he realizado por la colección de nuestro Museo de Arte en Vidrio de Alcorcón, siempre les he manifestado a los distintos grupos de visitantes que la obra de Javier, bajo mi personal punto de vista, ha pasado por cuatro etapas diferentes:

· una primera en la que practicaba lo que yo denomino el “corta y pega”, es decir, cortando las distintas láminas de vidrio siguiendo un determinado patrón, y luego pegándolas en distintas posiciones hasta configurar la obra.

· Una segunda etapa en la que practicaba una simbiosis entre el “corta y pega” y el “pega y corta”, es decir, realizando obras en las que se mezclaba la primera práctica descrita en la fase anterior con la que realizaba pegando distintas láminas y

· después, a través de una radial o instrumento similar, cortando y dando forma a otra parte de la obra.

· en una tercera etapa abandonó la realización del “corta y pega” para centrarse en la realización de sus obras con la técnica del “pega y corta”.

· durante las tres etapas anteriores utilizó y presentó sus obras con vidrio laminado incoloro, siendo a partir de un determinado momento cuando comienza a incluir el color, a través de los pigmentos que introduce en los pegamentos que utiliza.

Creo que esta descripción de la evolución de la obra de Javier Gómez desde que en 1971 abandonó el taller de sus padres en la barriada de San José de Valderas, en Alcorcón, para montar su particular “chiringuito” en los alrededores del Parque de Polvoranca, en los límites entre los municipios de Alcorcón y Leganés, puede muy bien ser complementaria con la evolución descrita por Paloma Pastor.

Centrándome en la feliz noticia de la inauguración de este nuevo museo de arte en vidrio, estoy seguro de que será acogida de forma muy positiva por todos los artistesanos que forman la gran familia del vidrio que se trabaja en nuestro país y también estoy seguro de que compartirán esta satisfacción numerosos artistas a nivel internacional que conocen la obra de Javier y que, igual que yo, tenemos el privilegio de gozar de su amistad.

También tendré el privilegio de poder asistir a esta especial inauguración.

¡Enhorabuena, Javier!

Nuestra sede:

Castillo Grande de

S.J. de Valderas

Avda. Los Castillos, s/n

28925 ALCORCÓN.

(MADRID)

info@amigosmava.org

Boletín mensual

Al finalizar el pasado mes de febrero recibí la muy grata noticia de que el Museo que nuestro Presidente Honorario, el destacado artista del arte en vidrio laminado Javier Gómez, anhelaba tener en su localidad natal ya iba a ser inaugurado.

En la localidad abulense de Pedro Bernardo, situada en la ladera Sur del Valle del Tiétar y a unos 120 Km de Madrid, se va a celebrar el próximo día 2 de marzo, a partir de las 12 de la mañana, una jornada de puertas abiertas que será la inauguración oficiosa del Museo de Escultura de Vidrio Javier Gómez.

Después de pasados varios años desde que un alcalde de Pedro Bernardo le brindara a Javier la idea de que uno de los edificios municipales podría ser un buen lugar para exponer sus obras, una vez que fuera debidamente acondicionado, y de que han sido varios los alcaldes que han pasado después por el Consistorio sin que esa idea se concretase y de que, incluso, se intentase modificar por alguno de ellos pretendiendo que la colección de obras de Javier figurasen dentro de un denominado Museo Etnológico, por fin va a ver la luz un espacio digno donde el propio Javier, sus convecinos, los turistas que visiten el bello pueblo de

Cuadro de texto: Frantisek Janak